Terapia del Sexo

Posted on febrero 27, 2011. Filed under: Seducción |

Por más de dos años, las técnicas del ‘neotantrismo’, que conciben las relaciones sexuales como una fuente de salud, triunfan en EEUU. La técnica se llama karezza, y exige una pasividad casi absoluta en el hombre y en la mujer, sentados y acoplados frente a frente, respirando como si fueran uno, en actitud meditativa, y moviendo únicamente el músculo del amor. La pionera en el arte de la karezza fue la ginecóloga Alice Bunker Stockham, que trajo a Estados Unidos las técnicas tántricas de la India en el siglo XIX y supo utilizarlas con fines terapéuticos en sus pacientes occidentales.

Según Bunker y sus discípulos, la práctica de la karezza (de caricia, en italiano) no sólo estrecha el vínculo emocional en las parejas en crisis. También tiene efectos beneficiosos para la salud, sirve para recargar energía y puede conducir incluso -si la sesión se prolonga a una hora- a un estado sensorial de puro éxtasis.

Con el auge del neotantrismo en Estados Unidos, las prédicas de la doctora Stockham vuelven a estar muy en boga entre los terapeutas que defienden una fusión de la ciencia occidental con tradiciones milenarias de Oriente. Desde esta óptica, hacer el amor va mucho más allá de la pura relación carnal y puede ser un maná de salud y longevidad, o incluso convertirse en un vehículo de iluminación.

La meditación, la visualización, la contemplación o la apertura de los chakras (canales de energía) son algunas de las técnicas que introduce el neo-tantrismo en las terapias de pareja. «Puede llegar a convertirse en un camino espiritual, o puede simplemente reavivar la pasión y ayudarte a mejorar tu vida sexual», confiesa Val Sampson, autora de Tantra: The Art of Mind-Blowing Sex, el libro que ha contribuido a una nueva fiebre en los dos últimos años.

Sampson admite que para ella, como para la mayoría de los occidentales, el tantra llega como una especie de revelación: «Uno no se imaginaba antes que podía existir otra manera de afrontar la vida sexual, dándose tiempo el uno al otro, poniendo la cabeza y el corazón, buscando afanosamente la alquimia en la pareja».

Del tantrismo pasamos al taoísmo, y le tomamos la palabra al norteamericano Daniel Reid: «Las relaciones sexuales entre macho y hembra son la principal manifestación de los principios del Ying y del Yang». Reid, autor del popularísimo El Tao de la salud, el sexo y la larga vida, nos adentra en el reino de los tres tesoros (esencia, energía y espíritu) y nos invita a hacer la conexión insospechada entre sexo, salud y vida interior.

Las relaciones sexuales se convierten así en el cultivo dual hombre-mujer. El coito es un intercambio mutuo de esencia y energía, y también un manantial de salud, complemento necesario de la dieta, el ejercicio y la respiración.

Ahora bien, el yoga sexual taoísta exige una gran disciplina, sobre todo en el hombre, que ha de convertirse en maestro consumado en el arte de la retención. El semen es esencia, advierte Reid, y las fugas incontroladas hacen que el hombre pierda su vitalidad (no así la mujer, capaz de preservar mucho más fácilmente su energía). Los taoístas recomiendan pues a los hombres que aprendan a sacarle jugo al proceso y se entrenen para destilar el orgasmo sin necesidad de llegar a la eyaculación. «Cuando el sexo es practicado según los principios del Tao, más que ser una prueba agotadora se convierte en una fuente inagotable de energía, en un pozo que jamás se seca», advierte Daniel Reid.

Sobre cómo utilizar el taoísmo y el tantrismo para potenciar la conexión en la pareja nos habla también Michelle Pauli, autora de Sex with Spirit. No hace falta abrazar ningún credo esotérico, ni cuadrar la postura del loto, ni correr la maratón del kamasutra, advierte Pauli… «Basta con reconocer la conexión entre cuerpo y mente en uno mismo, y aceptar esa misma dimensión en el otro para convertir el impulso sexual en pura energía».

El tantrismo es un culto antiquísimo que se remonta a las sociedades tribales en la India y que nos ha llegado a través del filtro del hinduismo y del budismo. En los años 60, en plena revolución sexual y en medio de esa oleada de misticismo oriental que sacudió a la sociedad norteamericana, se acuñó el término del neotantra.

El gurú Osho supo finalmente adaptar el concepto a las mentes occidentales con su particular fusión de tantra y psicoterapia.Decenas de discípulos han seguido sus pasos en Estados Unidos; entre ellos, la psicóloga Jenny Wade, autora del recién publicado Trascendent Sex, que nos invita a entrar en «una nueva dimensión que va más allá del sexo y que convierte el hecho de hacer el amor en un modo de conectar con el orden del Universo».

Tomado el 27 de febrero de: http://www.plagasexpress.es/index.php?option=com_content&view=article&id=199:terapia-del-sexo&catid=120:tu-otro-medico&Itemid=334

Imágenes tomadas de Google Image

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • ACT    against AIDS – Get the facts. www.cdc.gov/actagainstaids
  • Estadísticas del Blog

    • 57,000 usurios
  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

  • Prevent Teen Pregnancy — www.cdc.gov/TeenPregnancy
  • Joan Soto en Twitter

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

  • Noh8_logo

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: